Muy útil para el coche
Cómo viajar con tu perro en el coche: seguridad, confort, legislación…
Autor: Eduardo Lausin

Autor: Eduardo Lausin

Cómo viajar con tu perro en el coche: seguridad, confort, legislación…

Tu perro también derecho a irse de vacaciones, pero no lo puedes llevar en el coche de cualquier manera.

Viajar con animales es más habitual de lo que pensamos. Muchos son los que, en sus viajes de vacaciones, se llevan a la familia y a su perro, un miembro más que también debe caber en el coche. Y es entonces cuando nos topamos con la legislación y con la problemática de que un perro no se sienta en el asiento y se pone el cinturón.

Te contamos todo lo que tienes que saber para viajar con tu perro con seguridad, con comodidad y sin riesgo para tu mascota.

Tantea el terreno

Viajar en coche con perro

Viajar con perro, por desgracia para nosotros, no es solo meterlo en el coche y ponerse en marcha. Lo ideal es tantear el terreno y ver qué podemos hacer y qué no. Es importante conocer que el tamaño de nuestra mascota es fundamental a la hora de realizar viajes en coche, pues necesitará un espacio en el vehículo u otro.

Es, en cierto modo, algo similar a lo que ocurre cuando debemos circular con nuestros niños pequeños. Eso sí, curiosamente no existe una legislación realmente precisa en este aspecto.

Es interesante conocer al perro antes de realizar el viaje, y con conocer me refiero a que coja confianza en el hueco donde va a pasar muchas horas. Es importante para que no se ponga nervioso y, por ejemplo, empiece a ladrar hasta despistarnos.

Por otro lado, conocer a nuestro perro puede prevenir problemas futuros. Si es propenso a marearse, puede que sea una buena idea pasarse por el veterinario y conseguir algún producto que alivie las náuseas del animal.

Prepáralo

Viajar en coche con perro

Tan importante es conocer a nuestro perro como prepararlo para el viaje. Así, llevar una pequeña bolsa con el material que el perro pueda necesitar puede ahorrarnos más de un disgusto. Quiero decir, no podemos olvidarnos de llevar medicamentos, correas, alimento y bebida para un viaje de estas características. Además, es importante llevarlo limpio para que no presente olores o molestias en el trayecto.

Del mismo modo, una vez vamos en el camino, la climatización y la luz juegan un papel fundamental. Por ejemplo, en días de mucho calor, si llevamos a la mascota en el maletero, la climatización será deficiente, mientras que la luz puede jugar una mala pasada a los nervios de tu mejor amigo.

Algunos cojines o algunas sábanas conocidas por él pueden ayudar a que su estancia en el coche sea lo más amena y llevadera posible.

Con la ley en la mano

Viajar en coche con perro

Lo creas o no la ley es bastante laxa en lo que a llevar animales en el coche respecta. Sí, los contempla y advierte que cualquier animal debe ir bien sujeto de forma que no interfiera en la visión y los movimientos del conductor y los pasajeros.

En otras palabras, y aunque resulte lógico, no podemos llevar a nuestro animal suelto en el coche ni encima de nuestras piernas, en los pies o en los brazos. Está completamente prohibido y representa un serio problema para nosotros, para él y para el resto de usuarios de la vía.

Así, con la ley en la mano el perro debe ir:

  • Debidamente sujeto y en un lugar específico. Podemos llevarlo en los asientos traseros si es de gran tamaño, siempre que vaya sujeto con un sistema que lo amarre al cinturón de seguridad o a los asientos directamente. Es muy recomendable apostar por sistemas de arnés con varios puntos de sujeción, pues un accidente solo con el cuello sujeto puede convertirse en una tragedia. No es mala idea tampoco llevarlo en el maletero, procurando que tenga luz, un ambiente fresco y espacio. Ahí podrá ir tumbado y tranquilo. Es este caso, también es importante amarrarlo, y colocar una red de separación entre el mismo y el habitáculo.
  • Si el perro es de pequeño tamaño, lo ideal es meterlo en un transportín, una pequeña caja donde tendrá su espacio e irá protegido de golpes y sacudidas. Lo ideal es colocarlo tras los asientos delanteros, en un hueco en el que apenas tendrá inercias si chocamos. De otro modo, encima del asiento o en el maletero bien sujeto con un sistema de retención de buena calidad. En este punto es fundamental revisar que el transportín cierra correctamente, pues la puerta podría abrirse y el animal escapar y poner en peligro la seguridad.

Si no atendemos a estos consejos, que no son otra cosa que obligaciones por parte del conductor, no solo nuestra mascota puede sufrir heridas graves o mortales, sino que nos las puede causar.

Un perro de gran tamaño, aunque vaya en los asientos de atrás, si no va sujeto puede generar tal carga sobre el asiento delantero en caso de accidente que puede originarle la muerte. Del mismo modo, si la carga no va sujeta, puede provocar heridas al perro.

Durante el viaje

Viajar en coche con perro

El viaje es tan importante para nosotros como para nuestra mascota. Del mismo modo que nosotros nos lo queremos «quitar» lo antes posible, nuestro perro también quiere llegar a destino lo antes posible. No hay mejor forma de amenizar la tarea que realizando lo siguiente:

  • Parar cada par de horas o cada 200 kilómetros aproximadamente y estirar las piernas.
  • Sacar a nuestro perro y que pasee. Ojo, porque seguramente quiera escapar rápidamente y salte del coche, lo que puede acabar en un susto o en un atropello. Conviene sujetarlo antes de hacer nada.
  • Darle bebida y que se refresque, sobre todo en los calurosos meses de verano.
  • Saciar su necesidad de comer. Un par de «chucherías» que alivien el hambre bastarán, no sea que una comida compiosa lo maree en el trayecto.
  • Hablarle de vez en cuando para que sepa que estamos ahí, que no se sienta solo.
  • Asegurarse de que hace sus necesidades, tanto por comodidad para él como para evitar problemas una vez en marcha.

Para todos los animales

Viajar en coche con perro

Estos consejos, aunque los hemos enfocado a viajar con perros, pueden aplicarse a otro tipo de animales, como gatos, conejos o pájaros. En el caso de estos tres ejemplos es más sencillo todo, pues son de menor tamaño y pueden ir alojados perfectamente en un transportín. Las necesidades de higiene, climatización y alimentación/bebida son aplicables a cualquiera.

En caso de no poder transportar a nuestro perro o mascota en el coche, bien porque no tenemos espacio, bien porque no disponemos de sujeciones, conviene mirar una empresa de transporte de animales que puede recogerlo y llevarlo a nuestro destino en condiciones por un pequeño precio. Otra opción, aunque menos consecuente con el animal, es apostar por un alojamiento u hotel para animales que puede cuidarlo durante nuestras vacaciones.

Por otro lado, si nos animamos a salir del país con nuestro perro, será necesario consultar la ley de aquellos por los que pasemos, algo que podremos hacer en la embajada correspondiente. En todo caso, en Europa existe la libre circulación de animales domésticos y, bajo un «Pasaporte para Animales Domésticos», podremos llevar toda la información referente a vacunas o identificación que podamos necesitar. Generalmente el territorio europeo se rige por la misma normativa, así como la gran mayoría de países siempre que hablemos de animales domésticos como los perros.

Encuentra el coche que buscas
entre más de 350 modelos
Encuentra los mejores precios de coches

Entra en nuestro catálogo con imágenes oficiales, vídeos y 360º en HD del interior.

Entra en nuestro catálogo con imágenes, vídeos y 360º y compara características y prestaciones con los mejores precios.

Te ayudamos a elegir coche

Compara precios, características del motor y prestaciones entre las diferentes versiones.

Grupo V S.L.U. ©2019, Todos los derechos reservados

Esta web únicamente ofrece información sobre precios de distintos productos y servicios que existen en el mercado. A través de esta web no se contratan dichos productos y servicios. Por tanto, el contenido de esta web es meramente informativo, y los precios ofrecidos no tienen la consideración de ofertas ni constituyen vínculo contractual alguno. Dichos precios están sujetos a modificación por parte de los concesionarios y distribuidores de los productos y servicios que puedas encontrar. Te recomendamos que contactes con los concesionarios y distribuidores para ver disponibilidad de productos y ofertas, de cara a la contratación final de los productos y servicios que te interesen.