Muy útil para el coche
Revisión básica para el verano
Autor: Fernando Moreno

Autor: Fernando Moreno

Revisión básica para el verano

La revisión básica para el verano comprende neumáticos y niveles de líquidos

Seguro que ya tienes elegido tu destino para las próximas vacaciones de verano. Si, para desplazarte, vas a utilizar el coche, y tu agenda (o tu cuenta corriente) no te permiten llevarlo al taller, vamos a mostrarte cinco puntos fundamentales que debes revisar… y no tardarás ni treinta minutos.

PASOS A SEGUIR

1. Comprueba el dibujo de los neumáticos (5 minutos)

Lo primero es verificar el estado de los neumáticos. La legislación indica que la profundidad mínima del dibujo debe de ser de 1,6 milímetros. En la banda de rodadura (la parte de la rueda que está en contacto con el suelo) existen unos testigos de desgaste, cuya aparición indica que es hora de reemplazar la rueda. Otra forma de comprobarlo es colocar de canto en una de las ranuras una moneda de un euro: si la zona dorada sobresale, el desgaste es excesivo.

Revisar el dibujo de los neumáticos

Comprobar el dibujo de los neumáticos

 

 

 

 

 

[spacer color=»000000″ icon=»fa-cubes»]

2. Mira las presiones de las ruedas (5 minutos)

No nos cansaremos de decirlo: es fundamental llevar las presiones correctas en los neumáticos. Y si no lo haces por seguridad, hazlo por tu bolsillo, ya que con menos aire del debido en las ruedas, el consumo es mayor. Puedes encontrar los valores recomendados por el fabricante en una pegatina situada en la tapa del depósito de combustible o en el montante B o en la puerta del conductor o en el manual de instrucciones del vehículo. Te recomendamos que utilices un manómetro digital: son fiables y asequibles.

Etiqueta con las presiones de los neumáticosComprobar presión de los neumáticos

 

 

 

 

 

[spacer color=»000000″ icon=»fa-cubes»]

3. Revisa el nivel de aceite (2 minutos)

Sin aceite, el motor se “griparía” por falta de lubricación y daría como resultado una avería de unos cuantos miles de euros. Por ello, se antoja fundamental comprobar el nivel, al menos, una vez al mes. Siempre debe realizarse con el motor frío y con el coche completamente horizontal; de lo contrario, la medición será errónea.

En la mayoría de los casos, dicha operación se realiza a través de una varilla ubicada en el vano motor, que cuenta en su extremo inferior con dos marcas (la superior indica el máximo y la inferior el mínimo), o bien con una zona rugosa. El aceite debe “manchar” dentro de esta parte, o entre ambas marcas. En caso de tener que rellenar (ojo con sobrepasar el máximo, puede generar averías graves), se debe hacer por un tapón situado en el bloque motor.

Comprobar nivel de aceiteComprobar nivel de aceite

 

 

 

 

 

[spacer color=»000000″ icon=»fa-cubes»]

4. Echa un vistazo al líquido refrigerante (2 minutos)

En la época estival, cobra vital importancia el líquido encargado de refrigerar el motor (también conocido como “anticongelante”). De hecho, el sobrecalentamiento es una de las averías más frecuentes… y también de las más graves. El nivel se comprueba, de un primer vistazo, en el vaso de expansión. Con el motor frío, debe estar entre el máximo y el mínimo. No conviene rellenarlo con agua, ya que, además de propiedades anticongelantes, el líquido también es antioxidante.

Comprobar líquido refrigeranteRellenar con líquido refrigerante

 

 

 

 

 

[spacer color=»000000″ icon=»fa-cubes»]

5. No te olvides de los fluidos de los frenos y la dirección (2 minutos)

Por lo general no es necesario comprobar su nivel, pero no está de más cerciorarse de que es correcto. Por norma general, el depósito del líquido de frenos, que se distingue por un tapón amarillo, es transparente y cuenta con dos marcas de máximo y mínimo. En el caso del fluido de la dirección asistida (en caso de que tu coche la equipe), se ubica en un depósito opaco y su nivel se verifica con una varilla adherida a la parte interior del tapón (en casi todos los casos, de color verde).

Comprobar líquido de frenosComprobar dirección asistida

 

 

 

 

 

[spacer color=»000000″ icon=»fa-cubes»]

6. Limpia los cristales (10 minutos)

No debería tratarse de una operación de mantenimiento en sí, pero no está de más recordar la importancia de llevar bien limpios los cristales antes de emprender la marcha. Además, se debe rellenar el líquido lavaparabrisas para evitar que los restos de insectos que se adhieren, se sequen y sean más difíciles limpiarlos.

Limpiar cristales del cocheRellenar líquido limpiaparabrisas

 

 

 

 

 

[spacer color=»000000″ icon=»fa-cubes»]

Encuentra el coche que buscas
entre más de 350 modelos
Encuentra los mejores precios de coches

Entra en nuestro catálogo con imágenes oficiales, vídeos y 360º en HD del interior.

Entra en nuestro catálogo con imágenes, vídeos y 360º y compara características y prestaciones con los mejores precios.

Te ayudamos a elegir coche

Compara precios, características del motor y prestaciones entre las diferentes versiones.

Grupo V S.L.U. ©2019, Todos los derechos reservados

Esta web únicamente ofrece información sobre precios de distintos productos y servicios que existen en el mercado. A través de esta web no se contratan dichos productos y servicios. Por tanto, el contenido de esta web es meramente informativo, y los precios ofrecidos no tienen la consideración de ofertas ni constituyen vínculo contractual alguno. Dichos precios están sujetos a modificación por parte de los concesionarios y distribuidores de los productos y servicios que puedas encontrar. Te recomendamos que contactes con los concesionarios y distribuidores para ver disponibilidad de productos y ofertas, de cara a la contratación final de los productos y servicios que te interesen.