Muy útil para el coche
10 falsos mitos y realidades sobre los radares de tráfico
Autor: Javier Ruiz

Autor: Javier Ruiz

10 falsos mitos y realidades sobre los radares de tráfico

Actualmente, hay 2.500 radares en España, rodeados de todo tipo de mitos y también de verdades poco conocidas.

Los radares de tráfico son el elemento más preciso para detectar infracciones en la carretera, especialmente el exceso de velocidad. Son el enemigo número uno de los infractores habituales o de los amigos del acelerador. Una situación que ha generado decenas de bulos y falsos trucos para intentar burlarlos

Al mismo tiempo, muchos usuarios desconocen su funcionamiento o las verdaderas estrategias que sigue la DGT para aumentar su efectividad. Estos son algunos de los falsos mitos que aún siguen propagándose y nuevas realidades que hemos conocido sobre ellos en los últimos meses.  

Es mentira que… 

Si camuflas la matrícula, invalidas la foto: este tipo de falsos trucos cada vez están más desterrados, pero no viene de mal recordar que no sirven para nada. Además, pueden acarrear multas. Colgar un CD para que refleje la cámara, doblar la placa o rociarla con laca del pelo son ineficientes para los  radares. Esto es debido a que están dotados de un dispositivo anti deslumbramiento.  

No pueden multar de noche o con mal tiempo: los radares de tráfico están habilitados para multar las 24 horas del día, gracias a la activación de un flash de luz infrarroja invisible. Sólo queda la duda de si la foto saldrá borrosa en según qué condiciones extremas, como las de una fuerte tormenta. En caso de que no se distinga la matrícula, la foto carecerá de validez.  

Todos los radares fijos están señalizados: los de la DGT sí, cuya ubicación es pública y deben estar acompañados de la correspondiente señal, pero no necesariamente los de las ciudades. En cuanto a los radares móviles, no todos están localizables. En el País Vasco, que cuenta con competencias propias de tráfico, no ha hecho pública la lista de radares móviles.  

Sólo controlan un sentido de la circulación: aunque no son mayoritarios, hay radares fijos situados en la mediana de una calle o carretera que pueden multar en ambos sentidos. Y por lo general, son más complicados de localizar desde el coche.  

Si el radar móvil está en movimiento, no multa: este tipo de radar, instalado generalmente en un coche patrulla, puede funcionar parado o en movimiento, despertando la falsa creencia de que, en el último caso, no pueden multar. Todo lo contrario. Están configurados para calcular la velocidad del coche de los agentes, teniéndola en cuenta para calcular la del resto de vehículos.  

Los radares se pueden burlar con un inhibidor: los inhibidores de radar, prohibidos por la actual Ley de Tráfico, son capaces de detectar radares fijos y móviles a larga distancia, pero sus radiofrecuencias pueden ser también detectadas por la Guardia Civil de Tráfico. En ese caso, los agentes obligarán a retirar el dispositivo inhibidor. Además, impondrán una fuerte multa de 6.000 euros y retirada de seis puntos del carné. Por otro lado, los inhibidores no detectan otros tipos de radar, como los de tramo. 

Es verdad que… 

Hay cajas vacías sin radar: reconocido además por la DGT. Se calcula que hasta un tercio de los radares fijos instalados son falsos. A la vez, resultan muy efectivos para el organismo de tráfico. Logran que los vehículos aminoren la velocidad debido a su presencia. Y además cumplen con su función sin añadir los gastos extra de compra y mantenimiento de cinemómetro verdadero.  

Los radares falsos rotan: para evitar que los conductores descubran a tiempo que el radar en cuestión es falso y no multa, los cambian periódicamente de lugar. Así evitan que se pierda su efectividad.  

Existe un margen de error: aunque la mayoría de los radares de velocidad actuales son muy precisos, la legislación actual contempla un margen de error en el límite de la vía a la hora de multar. Hay que tener en cuenta que el radar no es una máquina infalible y agentes externos, como las condiciones atmosféricas, pueden alterarlo.  

Como regla general, desde abril de 2018 se aplica un 5% de margen. Es decir, si un conductor es cazado a más de 90 km/h en una carretera convencional, sólo se le multará si registra una velocidad de 96 km/h.  

Pueden detectar si tienes seguro o la ITV en regla: las fotos de los coches captados por los radares pueden servir para comprobar, examinando el número de matrícula, si tiene el seguro en regla o la ITV actualizada. Según Tráfico, esto permite localizar a cientos de infractores cada año.  

Encuentra el coche que buscas
entre más de 350 modelos
Encuentra los mejores precios de coches

Entra en nuestro catálogo con imágenes oficiales, vídeos y 360º en HD del interior.

Entra en nuestro catálogo con imágenes, vídeos y 360º y compara características y prestaciones con los mejores precios.

Te ayudamos a elegir coche

Compara precios, características del motor y prestaciones entre las diferentes versiones.

Grupo V S.L.U. ©2019, Todos los derechos reservados

Esta web únicamente ofrece información sobre precios de distintos productos y servicios que existen en el mercado. A través de esta web no se contratan dichos productos y servicios. Por tanto, el contenido de esta web es meramente informativo, y los precios ofrecidos no tienen la consideración de ofertas ni constituyen vínculo contractual alguno. Dichos precios están sujetos a modificación por parte de los concesionarios y distribuidores de los productos y servicios que puedas encontrar. Te recomendamos que contactes con los concesionarios y distribuidores para ver disponibilidad de productos y ofertas, de cara a la contratación final de los productos y servicios que te interesen.