Muy útil para el coche

El mantenimiento que necesita un coche eléctrico

Autor: Carlos Olmo

Autor: Carlos Olmo

Mantenimiento coche eléctrico

Los coches eléctricos ya son una realidad. No solo porque se hayan hecho un hueco en nuestras carreteras, aún pequeño, es que son la gran apuesta de las administraciones para el futuro, léase ejecutivo español y ejecutivo comunitario. Es lógica la preocupación por el modo en el que los recargaremos y la autonomía que tendrán. Pero este cambio también afectará a nuestras visitas al taller.

¿Cómo es el mantenimiento de un coche eléctrico?

  • Batería

Mantenimiento coche eléctrico

Habitualmente cuenta con dos baterías. La primera, la habitual que se puede encontrar en cualquiera de nuestros vehículos con mecánica térmica, sirve de apoyo en el arranque, el uso del aire acondicionado, la radio, las luces… Su revisión continúa como hasta ahora: longevidad, vida útil y si los bornes tienen ácido.

En cuanto a la segunda batería, la que alimenta el motor eléctrico, requiere de máquinas de diagnosis para comprobar lo mismo: vida útil, ciclos de carga, eficiencia… También habrá que comprobar que el espacio hermético que la guarda se encuentra en buen estado, si ha sufrido algún golpe, si se mantiene estanca o si cuenta con una fisura por donde pueda entrar agua o polvo que corroa su estado y perjudique su funcionamiento.

  • Aceite

Mantenimiento coche eléctrico

Al sustituir el motor de combustión por uno eléctrico no necesita aceite y, por ende, pierde este depósito. Hay que olvidarse de sus sustituciones. No obstante, sigue teniendo aceite, lubricantes y grasas en algunos elementos de fricción. Hay que comprobar que estos cumplen con su cometido y reponerlos si el desgaste los ha eliminado.

  • Neumáticos

Se mantienen como hasta ahora. Aunque el funcionamiento de los motores eléctricos condiciona su futuro. El modo en el que estos propulsores entregan el par, las salidas desde parado y las aceleraciones son más enérgicas, pueden llevarnos a cambiar de neumáticos con más frecuencia que ahora. Pero no será una situación crítica. Solo recortará su longevidad entre 2.000 y 5.000 kilómetros.

  • Amortiguadores

Continuación del punto anterior. El modo en el que acelera obligará a los amortiguadores a un mayor esfuerzo en las cargas longitudinales. Algo que compromete la comodidad y la duración de estos.

  • Líquido refrigerante

No será necesario para el motor, los eléctricos apenas varían de temperatura. En caso de que se incluya estará destinado a otros elementos que se seguirán calentando.

  • Aislamientos

Mantenimiento coche eléctrico

Aquí es todo eléctrico y electrónico por lo que cables, centralitas y motor deben estar bien aislados para que no les entre agua ni polvo que comprometa su funcionamiento y respuesta.

  • Frenos

En principio durarán más. Los sistemas de regeneración de energía, similares al freno motor que conocemos en los motores de gasolina y diésel, ahorrarán trabajo y esfuerzo a los frenos. Así, las zapatas se mantendrán como nuevas durante mucho tiempo.

  • Líquido de frenos

Como hasta ahora. Toca comprobar niveles, si el sistema se mantiene estanco, si ha cambiado la fuerza con la que hay que pisar el pedal de freno… En caso de variación, se repone el líquido y, en último caso, se sustituye el sistema.

Elementos que desaparecen con la llegada del motor eléctrico

mecánica térmica

Las comparaciones son odiosas pero conviene saber cuáles son los elementos de los que podrás olvidarte cuando lleguen los motores eléctricos.

  • Filtros de aire:

El motor ya no necesita filtro de aire. Aunque el vehículo sí que seguirá necesitando filtro de habitáculo, para limpiar el aire que entra en el interior del coche.

  • Correa de distribución

mecánica térmica

Otro de los engorros que desaparecen de nuestra vida. Olvídate de acudir a un taller cada 100.000 km para cambiar la correa de distribución y de la factura que empieza a contar a partir de los 600 euros.

  • Filtro de aceite

Al carecer de depósito de aceite se pierden buena parte de los elementos que este conllevaba, entre ellos, el filtro.

  • Filtro de carburante

Al ser un vehículo eléctrico, todo lo que supone el depósito de carburante y lo que ello conlleva dice adiós en los coches eléctricos.

Motor de combustión vs. Motor eléctrico

A continuación mostramos una comparativa realizada por Renault entre los elementos que comparten un Renault Clio y un Renault Zoe, y los elementos que se han perdido con la llegada de las mecánicas eléctricas.

Cuadro mantenimiento coche eléctrico

Encuentra el coche que buscas
entre más de 350 modelos
Encuentra los mejores precios de coches

Entra en nuestro catálogo con imágenes oficiales, vídeos y 360º en HD del interior.

Entra en nuestro catálogo con imágenes, vídeos y 360º y compara características y prestaciones con los mejores precios.

Te ayudamos a elegir coche

Compara precios, características del motor y prestaciones entre las diferentes versiones.

Grupo V S.L.U. ©2019, Todos los derechos reservados

Esta web únicamente ofrece información sobre precios de distintos productos y servicios que existen en el mercado. A través de esta web no se contratan dichos productos y servicios. Por tanto, el contenido de esta web es meramente informativo, y los precios ofrecidos no tienen la consideración de ofertas ni constituyen vínculo contractual alguno. Dichos precios están sujetos a modificación por parte de los concesionarios y distribuidores de los productos y servicios que puedas encontrar. Te recomendamos que contactes con los concesionarios y distribuidores para ver disponibilidad de productos y ofertas, de cara a la contratación final de los productos y servicios que te interesen.