Muy útil para el coche

Cambiar las pastillas de freno: cómo hacerlo uno mismo


Guía práctica sobre cómo cambiar las pastillas de freno del coche.

Tener nuestro automóvil al día de las revisiones oportunas es algo primordial para la seguridad. Sin embargo, aún hay mucho desconocimiento sobre algunos trabajos de mantenimiento que, con algunos conocimientos y un poco de tiempo, podemos hacer por nosotros mismos. Cambiar las pastillas de frenos, por ejemplo, es una de esas tareas que pasamos a explicar en el siguiente texto.

El equipo de frenos es un elemento importantísimo en la conducción. Casi obvia decirlo, como el llevar los neumáticos con la presión recomendada y el dibujo adecuado, o tener los amortiguadores (los otros olvidados) en buenas condiciones.

Desde luego, en un taller especializado o recurriendo a nuestro mecánico de confianza todo resulta más sencillo. Pero siguiendo unos pasos concretos no es un proceso excesivamente complejo. Además de la satisfacción que supone el hacer las cosas por uno mismo, también nos ahorramos un dinero que podemos destinar a otros asuntos.

El precio del cambio de las pastillas del coche varía mucho de cada provincia. Haciendo una estimación general, el coste para las cuatro ruedas rondaría los 160 €, con mano de obra incluida. Ojo, hay mucha competencia en el sector y recalcamos que estos precios pueden fluctuar mucho dependiendo la que ciudad en la que vivamos, del automóvil, del taller…

Cuándo cambiar las pastillas de freno

Ahora es mucho más fácil verificar la situación de nuestro equipo que hace unos años. En la actualidad, prácticamente todos los coches disponen de un testigo en el cuadro de mandos que se enciende cuando las pastillas han superado un cierto desgaste. Éste también se puede comprobar visualmente desmontando la rueda, aunque para cerciorarse de su estado de forma más fidedigna, lo suyo es extraer la pastilla: si el indicador de grosor mínimo que trae la propia ni se ve (nos referimos a los surcos presentes en la superficie), evidentemente ha llegado la hora del reemplazo.

Cómo cambiar las pastillas de freno

Como primer paso, antes de desmontar cada rueda, hay que girar la dirección hacia el lado exterior. Después procedemos a aflojar las tuercas, pero sin llegar a extraerlas totalmente.

Una vez el coche levantado con el gato, ya podemos quitar todos los tornillos y dejar al aire la pinza de freno. Llegados a este punto, hay que desconectar un pequeño cable eléctrico que va amarrado a la pinza. Es el encargado de indicar en la instrumentación el desgaste. No debemos olvidar volver a conectarlo antes de montar la rueda.

Ahora, con un destornillador, por ejemplo, ejercemos una ligera palanca para empujar el pistón.  Entonces ya se puede retirar la pinza de su correspondiente soporte. Hecho esto, quitar las pastillas es muy fácil. Aunque en este supuesto a lo mejor tienes que ayudarte del destornillador para mover las pastillas, procura no tocar el disco.

Dependiendo del tipo de vehículo, la pastilla adopta una forma determinada. Seguimos el proceso inverso para su montaje, colocándolas en su sitio y fijando las correspondientes chapitas de sujeción.

Solo nos queda volver a atornillar la pinza y montar la rueda. El apriete final de las tuercas de la misma se hará con el coche en el suelo, donde podremos ejercer la correspondiente presión con la llave tipo cruz. Conviene cerciorarse del buen funcionamiento del sistema pisando varias veces el pedal del freno hasta que notemos fuerza en el mismo.

Así procederemos con cada una de las ruedas. Una vez cambiadas, hay que rodar las pastillas evitando frenadas bruscas en los primeros kilómetros, algo básico para prolongar su vida útil y buen comportamiento. Además, no está de más comprobar el nivel del líquido de frenos.

En total, habremos empleado un tiempo no superior a una hora, con unas herramientas que cualquiera puede tener en casa, y con un ahorro para nuestro bolsillo importante. Ahora bien, puede surgir un primer problema al intentar quitar las ruedas si en el anterior montaje se ha utilizado una pistola neumática.

En todo caso, cambiar las pastillas de freno, dada la importancia que tiene este elemento para la seguridad, debe hacerse correctamente. Así que si tiene alguna duda lo más sensato es acudir a un taller especializado que puede hacer el trabajo con todas las garantías.

Encuentra el coche que buscas
entre más de 350 modelos
Encuentra los mejores precios de coches

Entra en nuestro catálogo con imágenes oficiales, vídeos y 360º en HD del interior.

Entra en nuestro catálogo con imágenes, vídeos y 360º y compara características y prestaciones con los mejores precios.

Te ayudamos a elegir coche

Compara precios, características del motor y prestaciones entre las diferentes versiones.

Grupo V S.L.U. ©2019, Todos los derechos reservados

Esta web únicamente ofrece información sobre precios de distintos productos y servicios que existen en el mercado. A través de esta web no se contratan dichos productos y servicios. Por tanto, el contenido de esta web es meramente informativo, y los precios ofrecidos no tienen la consideración de ofertas ni constituyen vínculo contractual alguno. Dichos precios están sujetos a modificación por parte de los concesionarios y distribuidores de los productos y servicios que puedas encontrar. Te recomendamos que contactes con los concesionarios y distribuidores para ver disponibilidad de productos y ofertas, de cara a la contratación final de los productos y servicios que te interesen.